Cambia la mentalidad
Permite al equipo modificar dichos objetivos e innovar, el riesgo y el error son parte de la creación y debemos ver la parte positiva y tener en cuenta el coste que supone.
Define el proyecto global
No solo definir qué vamos a construir, sino también cómo, para qué va a servir y por qué nuestro equipo puede hacer algo innovador con dicha creación.
Por ejemplo:  
Crear el centro 5.0. Creando robots y utilizando la inteligencia artificial para colaborar un centro educativo.
Metas
Suelen ser cualitativas y no medibles y marcan el rumbo del proyecto.
Por ejemplo:  
Construir un equipo que sea capaz de trabajar colaborativamente, se exprese adecuadamente en público, con expertos en: robótica, inteligencia artificial...
Define los OBJETIVOS
Un OBJETIVO es una meta realista que queremos conseguir en un tiempo determinado. Debemos concretarlos en resultados concretos y medibles. Es necesario fijar los criterios de éxito, ¿qué esperamos conseguir?

Por ejemplo:  
Diseñar un robot que reparta desde conserjería un objeto a un aula de informática, un dron capaz de colocar los elementos necesarios en el gimnasio antes de comenzar la clase...
CÓMO los vamos a conseguir
El CÓMO son los procedimientos que vamos a utilizar para alcanzar dichos objetivos
Por ejemplo:  
1. Asistir a las sesiones de formación de robótica.
2. Crear un robot capaz de desplazarse linealmente.
3. Programar el robot para llegar desde conserjería hasta el aula de informática.
Es necesario cometer errores, para analizarlos, aprender de ellos y recordarlos. Se aprende más de un error que de un acierto. Los errores de contenido, estrategia y descuido deben ser tratados de forma diferente.
Crea un mapa global
Permitirá a todos los miembros del proyecto conocer qué parte del proyecto están realizando, la importancia de su trabajo y que forman parte de un equipo mayor.
Back to Top